San Juan: matriz energética

23-09-2019

La obtención y generación de energía ha sido, es y será siempre un tema de agenda y debate para las decisiones políticas acertadas para el acompañamiento del crecimiento de una región, y en este caso particular de la Provincia de San Juan. En concordancia con lo planteado y de una manera estratégica, y con una férrea decisión política, la Provincia de San Juan definió en la última década dar un impulso más que importante a las energías renovables con mejor prospecto en nuestra región, abordando el tema como una estrategia de estado.

La clara visión del momento energético y su proyección a futuro hizo que la Provincia haya venido y continúe incentivando y desarrollando la ejecución de Proyectos energéticos de distinta índole, básicamente orientados a la exploración y explotación de los recursos renovables que mejor se desarrollan en esta región. Básicamente son dos, energía proveniente del agua y del sol. El desarrollo de la energía hidráulica por un lado, a través de distintos emprendimientos hidroenergéticos, permite satisfacer la necesidad de almacenar agua para el mantenimiento y expansión de la actividad agroindustrial, para el consumo de la población y para la generación de energía, en una zona desértica como la provincial. Por otro lado, la excelente calidad del recurso solar basada en la no polución, el bajo contendido de nubes, las poquísimas precipitaciones y la altura de nuestras zonas, hace para la explotación de esta energía, una de los mejores zonas no solo a nivel argentino, sino a nivel mundial.

El Gobierno de San Juan ha sabido interpretar esta situación y definió claramente dar incentivo y apoyo permanente para lograr un crecimiento en estas áreas. El plan estratégico de generación de energía planteado por la provincia y desarrollado en parte por EPSE, ha provocado como resultado un gran avance en el desarrollo de aprovechamientos tanto hidroeléctricos como solares fotovoltaicos. Cabe destacar, con especial énfasis en el desarrollo solar, que en el período 2016 al 2018 San Juan ha resultado adjudicado en aproximadamente un tercio del total de los proyectos solares fotovoltaicos del país, o dicho en otros términos un tercio de los inversores privados se interesaron por la Provincia para desarrollar estos proyectos. Punto fundamental aquí es recalcar, que no solo este éxito está respaldado en la excelente calidad del recurso solar, sino en la ventaja adquirida en llevar la delantera –pionera en solar fotovoltaica en el país- en experiencia, en la formación de recursos humanos, en la sinergia entre las distintas reparticiones de la provincia para entender el desarrollo de los proyectos y brindar apoyatura desde distintos frentes, en la seguridad jurídica que se brinda, en la tranquilidad social que existe y en la calidez y responsabilidad de los trabajadores sanjuaninos, todo ello en conjunto es una fuente de atracción a los inversores que desean desarrollar proyectos en esta provincia.

El abastecimiento energético en la Provincia de San Juan es realizado principalmente con Centrales Hidráulicas. Actualmente se tienen 5 centrales hidroeléctricas en operación, una en construcción y dos más en proyecto. Una vez terminados los proyectos hidroeléctricos restantes la provincia habrá agotado su capacidad de generar energía hidroeléctrica.

Aunque hay proyectos de exploración, actualmente San Juan no posee recursos hidrocarburíferos ni gas. Este contexto hace que la provincia deba buscar fuentes energéticas alternativas para su desarrollo económico. Es por ello que se encuentran en estudio proyectos de energía geotérmica, y se realizó un mapa eólico y solar para detectar las mejores zonas para instalar aerogeneradores y centrales fotovoltaicas.
De todas formas, las buenas propiedades del recurso solar en la provincia, ya que posee una de las más altas radiaciones solares y heliofanías del mundo, ha hecho como se mencionó un gran desarrollo de la energía solar fotovoltaica en la zona.

La matriz de San Juan es a la fecha 100 % renovable dada por la alta generación de energía hidroeléctrica y solar. Prácticamente se autoabastece importando algo de energía en horas de tarde noche a través del sistema de transporte vinculado al mercado nacional y exportando energía en horarios de sol. Asimismo, posee 3 centrales térmicas turbogas pequeñas (total 30 MW) que suelen arrancar ocasionalmente por requerimiento de CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Eléctrico) para satisfacer eventuales necesidades técnicas.

Autor
Unidad de Comunicación EPSE
Fuente
EPSE