IMPACTO EN EL SISTEMA ELÉCTRICO

07-09-2020

La sequía también tiene fuertes efectos en la generación eléctrica provincial. La generación de los diques fue floja el año pasado, viene peor este año y si todos los pronósticos se cumplen y vuelve a haber poca agua, va a seguir decayendo la próxima temporada, indicó Miguel Gil, gerente de Ingeniería y Operaciones, de Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE).

En cambio la generación solar sigue creciendo, este año se han sumado seis nuevos parques y en la actualidad, se ha consolidado como la principal fuente de generación de la provincia. En diciembre del 2019 los parques solares producían un 36,8% más de energía que los diques. En el 2020, entre enero y julio, produjeron un 132,8% más de energía que las represas, según datos del EPSE.

Un total de 12 parques fotovoltaicos han producido en ese lapso un total de 178.815,34 megawatts/h frente a los 76.808,95 megawatts/h que han generado el conjunto de diques sanjuaninos, es decir, Caracoles, Punta Negra, Cuesta del Viento y Quebrada de Ullum. De ellos, Caracoles paró el 28 de diciembre de 2019 y no volvió a generar en los primeros siete meses del corriente año. Recién en agosto, y en virtud de que se realizó la monda de canales y no se destinó agua para el riego agrícola, la gran represa logro volver a generar algunos días. ""Los datos de cuánto ha generado se van a conocer la semana que viene, cuando lo publique Cammesa, pero ha funcionado sólo 7 días porque hay muy poca agua. Y Punta Negra y Ullum también han generado menos que el año pasado, porque mientras menos agua hay; menor es la energía que se puede sacar", agregó Gil.

En todo el año pasado, los diques mencionados generaron un total de 155.510,45 megawatts/h, mientras que la energía fotovoltaica aportó 216.436,93 megawatts/h.

Al terminar el año 2020 la generación solar crecerá mucho más respecto a las represas no sólo por la incorporación de los nuevos parques sino también porque Caracoles, que es el mayor generador hidroeléctrico de San Juan, no está funcionando por la escasez de agua. No obstante, Gil explicó que los parques solares son un complemento de los diques. ""Más allá de los números gruesos, los parques no generan energía de noche y los diques sí, las represas son multipropósito, también almacenan agua", explicó. Destacó que de no haber estado los tres diques, desde el año pasado San Juan ya habría sufrido faltantes de agua y hubiese sido ""terriblemente costoso para toda la provincia porque la solución es hacer un pozo y pagar la energía para sacar el agua del subsuelo". El funcionario también explicó que la provincia está bien conectada al Sistema Interconectado Nacional, no está aislada: todos los parques solares pueden inyectar electricidad en el día y durante la noche, cuando falta, ingresa a San Juan a través de las líneas a Mendoza. Eso sucederá también cuando pare dentro de poco tiempo la turbina del dique de Ullum (ver aparte), que va a ser modernizada.

Reparación en Ullum


Luego de 31 años desde que se puso en marcha, el gobierno se apresta a licitar la turbina generadora de la Central Hidroeléctrica Quebrada de Ullum. Los expertos aseguran que sus componentes se han envejecido y por eso le van a cambiar y reparar las piezas principales para que pueda seguir generando por 30 años más. El presupuesto oficial es de 5 millones de dólares y tras sufrir una postergación la semana pasada, la apertura de sobres se realizará el próximo 2 de octubre. Esta obra tiene una duración de 370 días, comenzará en octubre próximo, y no se puede hacer por partes sino que hay que desarmar la central por completo. Por esta razón, durante 11 meses la central del dique de Ullum estará fuera de servicio, sin generar electricidad. En el año 2019 Quebrada de Ullum generó 58.376 megawatt/hora, suficiente para abastecer a 16.000 o 17.000 casas. Suponiendo un promedio de cuatro personas por casa, equivale a la electricidad que necesitan entre 65.000 a 70.000 sanjuaninos. Mientras se haga la obra, el agua del embalse que se necesite para regar, o potabilizar, va a salir hacia el río por las "válvulas de chorro hueco" que están justo al lado de la casa de máquinas o por el aliviadero.

Temporada muy difícil

Las autoridades ya saben que se aproxima otra temporada de sequía e incluso tendrán que analizar una vez que esté el pronóstico hídrico, si van a poder funcionar los embalses para la actividad deportiva y de esparcimiento en el verano. Fuentes oficiales indicaron hace unas semanas que con las pocas nevadas registradas hasta ahora en la zona cordillerana va a llegar octubre, al comienzo de la próxima temporada hídrica, apenas con una reserva, contabilizando la de los 3 embalses, de 200 hm3 en los diques. Para tener una perspectiva de lo que representa ese volumen, es menos de la mitad de la capacidad del dique de Ullum, que es de 360 hm3.

Por ese motivo es que incluso van a apelar a poner en marcha a partir de noviembre un total de 64 perforaciones, que sumarán 6 m3/s diarios de agua al sistema para mejorar la distribución por los canales de riego de la provincia.

Autor
Diario de Cuyo
Fuente
Diario de Cuyo